Checkpoint Charlie

Cuando se cerró la frontera entre ambos sectores en 1961, se permitió únicamente el paso de los sectores aliados al sector soviético a través del punto de control de la calle Friedrichstrasse. Poco tiempo después, el ejército americano instaló en aquel lugar un punto físico de control.

La misión de los soldados norteamericanos que controlaban el punto fronterizo era controlar e informar sobre la situación en Berlín Este a los militares y turistas occidentales que debían cruzar al otro lado.

El paso de turistas occidentales a la zona oriental estaba permitido, si bien su estancia estaba muy vigilada por las autoridades de Alemania del Este con medidas como, por ejemplo, la imposibilidad de encontrarse con más de dos personas de la misma familia durante la visita.

Tras la Reunificación, el punto de control perdió su razón de ser y fue desmontado y trasladado al Museo Aliado. Sin embargo, en agosto del año 2000 se levantó una copia del mismo en el lugar en el que estaba situado originalmente.

El Checkpoint Charlie hoy

Checkpoint Charlie

Checkpoint Charlie – Los «soldados» están de atrezo (te puedes hacer fotos con ellos a cambio de un donativo)

La verdad es que resulta un monumento curioso de ver. Aparece, como de la nada, en mitad de una calle comercial llena de grandes edificios. Es una pequeña caseta blanca con unos cuantos sacos de tierra frente a ella, una fotografía de un soldado americano y otro soviético y el famoso letrero que dice «Usted está abandonando el sector americano».

La verdad es que es una visita que merece la pena. Uno no se puede ir de Berlín sin ver este lugar, por muy pequeñito que sea. Siempre hay bastantes turistas alrededor, pese a que es curioso que se encuentre en mitad del bullicio de la ciudad. Además, quien quiera saber algo más sobre el lugar o el muro, tiene la oportunidad de entrar en el cercano museo.

Para llegar, lo mejor es el metro Kochstrasse.

Anterior: Unter den Linden – Siguiente: Restos del Muro

Artículos más recientes

Donde dormir Berlin
Mejores zonas para alojarse en Berlín

En una ciudad tan grande como Berlín, elegir bien la ubicación donde nos vamos a alojar supone ahorrar dinero y tiempo en desplazamientos. Aquí os damos algunas ideas de las mejores zonas para dormir en Berlín.

Berlin en un día
Berlín en un día

Visitar una ciudad tan grande como Berlín en un solo día es una tarea complicada. No obstante, cuando el tiempo apremia, mejor ir sobre seguro. Aquí te dejamos una sugerencia de ruta que podrá ayudarte en tu objetivo.

Puerta Brandenburgo
Qué ver en Berlín y alrededores en tres días

Tres días es un tiempo bastante aceptable para conocer lo mejor de la ciudad de Berlín, visitar sus principales museos y -además- acercarnos a alguno de los puntos de interés de sus alrededores.