Mejores zonas para alojarse en Berlín

Berlín es una ciudad dedicada al turismo y al sector servicios, por lo que no es de extrañar que su oferta hotelera sea impresionante. En la capital alemana, podrás encontrar todo tipo de alojamientos en cuanto a estilos, precios y zonas. Una de las características de Berlín es su enorme creatividad en todo, y en cuestión de alojamiento no podía ser menos: desde los hoteles de lujo de estilo clásico, hasta otros donde cada habitación ha sido decorada en un estilo único por artistas diferentes. Desde un hostal que recrea la decoración de la antigua RDA, hasta una nave cubierta llena de caravanas, como si de un camping urbano se tratase.. Tampoco faltan multitud de hostales a muy buen precio, con una decoración impecable, limpios y muy divertidos. A continuación te recomiendo las mejores zonas para alojarse en Berlín.

Alexander Platz. Alex, como la llaman los berlineses, fue en su momento el centro del Berlín oriental o comunista. Hoy día, sigue actuando de zona céntrica y de las mejores comunicadas de toda la ciudad. Desde aquí no te faltarán metro, buses, tranvía, alquileres de bicicletas, etc…
Por el día, tiene mucho movimiento. Aunque por la noche, las grandes avenidas que la rodean nos pueden parecer un poco frías y desangeladas, sobre todo durante el invierno. Pero a menos de diez minutos andando, tienes el barrio de Mitte que mantiene el espíritu animoso de la ciudad.

Mitte. Mitte, que significa mitad o centro en alemán, es el barrio más cercano a la popular torre de televisión de Alexander Platz. En tiempos del muro de Berlín, este barrio se llenó de los clásicos bloques de hormigón, propios del comunismo, habilitados como viviendas. Tras la caída del muro, se convirtió en el barrio más alternativo de la ciudad, con sus casas ocupadas y sus centros culturales haciendo todo tipo de actividades creativas. Hoy en día, es uno de los barrios más carismáticos de Berlín, también renombrado como el “barrio judío”, una etiqueta más bien turística, ya que la comunidad judía en Berlín ocupaba diferentes zonas, no solo Mitte. Es un sitio ideal para quedarse por su buena comunicación, también porque está lleno de cafeterías, bares y restaurantes; además de ser actualmente el barrio oficial de compras de la zona este. La Isla de los Museos roza con el barrio y llegar a ella desde los pequeños callejones que discurren por su territorio es una delicia. Por otro lado, aunque es muy turístico, me sigue fascinando Hackescher Markt, una enorme plaza donde se concentran muchos bares y terrazas.

Prenzlauerberg. Este es uno de mis barrios favoritos, aunque no tenga niños. Me explico, este barrio tiene fama de ser el elegido por familias jóvenes y padres primerizos para vivir y criar allí a su familia. No hay más que darse una vuelta un sábado a la mañana y entenderás de qué hablo, sobre todo en la popular Kastanienallee, considerada por muchos como una de las calles más “cool” de Berlín. Por esa misma razón, tiene multitud de parques y zonas verdes en general, muchas cafeterías con zona de guardería -normalmente en la parte trasera- y es una zona muy tranquila, pero bien comunicada. En su territorio, cada domingo, se celebra un mercadillo, que es mucho más que solo un mercado: el famoso Mauer Park: el “parque del muro”. Allí, puedes encontrar cualquier cosa que imagines, también probar multitud de variedades gastronómicas, escuchar conciertos en vivo, admirar un trozo del muro original, y terminar la tarde cantando en su popular karaoke, o simplemente disfrutando como espectador. Prenzlauerberg se encuentra justo pegado a Mitte.

Friedrichshain
Si a ti lo que te va es la marcha, este es sin dudarlo tu barrio. Alrededor de Friedrichshain se concentran la mayoría de clubs y discotecas de Berlín. Sí, el club más famoso del mundo, el Berghaim, está a un solo paso. Pero este barrio también es interesante y muy atractivo por otras razones: se encuentra pegado a la archiconocida East Side Gallery, el tramo de muro original más largo de toda la ciudad. También cuenta con su mercadillo del domingo en la Boxhagener Platz, una plaza muy agradable para desayunar en sus terrazas. Los alojamientos aquí suelen ser mayoritariamente hostales juveniles, que nada tiene que ver con los de otras ciudades. Muchos hoteles deberían envidiar su diseño, su limpieza, su ambiente, y por supuesto sus precios.

Potsdamer Platz. A tan sólo cinco minutos a pie de la puerta de Brandenburgo y del impresionante Memorial a los Judíos asesinados en Europa, es posiblemente la zona más cercana al conjunto monumental de Berlín. Durante los años 20, en esta plaza fue donde se concentraba el mayor tráfico del mundo y donde se dice que se instaló el primer semáforo en Europa. Posteriormente, durante la división de la ciudad, permaneció rota por el muro; y hoy día, es el lugar donde puedes observar la arquitectura más contemporánea de toda la ciudad. Durante los años 90 -década de la reunificación alemana- se procedió a la restauración de la zona, y es en estos años cuando se construye el Sonic Center, con su enorme cúpula de cristal pendiendo sobre nuestras cabezas. Es aquí donde se despliega, cada año, la alfombra roja para acoger uno de los festivales más respetados del cine del mundo: La Berlinale Film Festival. Es una zona muy céntrica, animada tanto de día como de noche.

Kurfürstendamm
Esta gran avenida y sus alrededores, fue la arteria principal de la zona Oeste en el Berlín dividido. El capitalismo tuvo aquí su centro neurálgico, la manera de demostrarle al comunismo su poderío, que fue creando la mayor avenida comercial de toda Europa.
Sin duda, es una zona con mucho encanto, pero no te la recomiendo para quedarte durante tu estancia en Berlín, por una razón simple: está lejos de todo lo que vas a querer visitar. Pero sí recomiendo acercarse -una mañana o un día- para entrar en el famoso KDW, el que fue el mayor y más lujoso centro comercial de toda la Europa de postguerra. También hay que visitar la Iglesia memorial al Kaiser Guillermo II, cuya torre principal sigue sin techo desde que le cayó una bomba encima durante la II Guerra mundial. Cierto que tiene todo lo que se necesita para estar aprovisionado: tiendas, cafeterías, restaurantes, etc…pero no tiene el encanto de otras zonas de la ciudad.

Ya ves que no hay excusa, que para gustos colores y para precios bolsillos. Berlín te espera.

Publicada en la sección Sin categoría.

Artículos más recientes

Mejores zonas para alojarse en Berlín

Berlín es una ciudad dedicada al turismo y al sector servicios, por lo que no es de extrañar que su oferta hotelera sea impresionante. En la capital alemana, podrás encontrar todo tipo de alojamientos en cuanto a estilos, precios y zonas. Una de las características de Berlín es su enorme creatividad en todo, y en […]

7 errores típicos del visitante en Berlín… y una estupidez muy gorda

Cuando abandonamos nuestra zona de “comfort” y conocida, para adentrarnos a explorar cualquier otro territorio no familiar, es normal cometer algunos errores por falta de desconocimiento del terreno. Los más comunes que suelen suceder en Berlin son: Pedirte una cerveza pequeña. Aprendes a pedir una cerveza pequeña en alemán: “Klein bier bitte”, para que luego […]

Berlín con niños

Berlín es una de esas ciudades que se puede disfrutar muchísimo en familia, está muy pensada también para los más peques. Una de las primeras cosas que me me llamó la atención al llegar a vivir a Berlín es la vida de niños, por llamarlo así. Hay niños por todos lados, no sólo donde se […]