Que ver Berlin

Qué ver en Berlín

Berlín ha recuperado en los últimos años la modernidad y el esplendor que había perdido tras la difícil segunda mitad del siglo XX. Viva y vibrante, la capital alemana guarda entre sus calles decenas de tesoros para los amantes de la historia contemporánea junto con otros lugares de interés. Éstos son los principales lugares que ver en Berlín durante tu visita.

Principales lugares de interés que ver en Berlín

Visita a la cúpula del Parlamento

La visita a la cúpula de cristal que corona el Reichstag (parlamento alemán) que diseñó el súper arquitecto Norman Foster, es de acceso gratuito, pero requiere que reserves con antelación a través de la página web del Bundestag. No te cuesta nada y merece muchísimo la pena.

Desde esa altura tienes una panorámica muy bonita de la ciudad -que hay que aprovechar al máximo- porque Berlín es casi totalmente plana, así que recréate que es tu única oportunidad. Si prefieres darte un homenaje y tener una experiencia aún más completa al visitar la cúpula, tienes la posibilidad de tomarte un café en el restaurante de la cúpula.

Reichstag

Reichstag – Parlamento alemán

Puerta de Brandenburgo

Andando, a 5 minutos del Reichstag, nos encontramos con uno de los símbolos más clásicos que ver en Berlín. Si hubiésemos pretendido acceder a ella hace tres décadas años, igual no hubiésemos vivido para contarlo. En la época de la división de la ciudad por el muro de Berlín, la temida franja de la muerte,e el espacio entre muro y muro y lo más difícil de sortear para cualquiera que quisiera escapar- dejaba en medio aislada la Puerta de Brandenburgo. Casi siempre que la atravieso, tengo una sentimiento inconsciente- por toda la información que tengo en mi cabeza sobre este periodo- de estar en el lugar equivocado.

Puerta Brandenburgo

Puerta de Brandenburgo, uno de los lugares obligatorios que ver en Berlín

Memorial a los judíos asesinados en Europa

A otros cinco minutos andando de la Puerta de Brandenburgo, mientras bordeamos una parte del gran pulmón de la ciudad: el Tiergarten, nos encontraremos con una visión que a todo el mundo extraña y fascina a partes iguales. Esa extensión en pleno centro de la ciudad, compuesta por 2711 bloques de hormigón gris, es el impresionante Memorial del Holocausto. Esta obra de Peter Eisenman es el mayor memorial a la comunidad judía en todo Berlín, y fue concebida para poder reflexionar sobre el horror del pasado, para así evitar que vuelva a producirse algo similar en el futuro.Memorial Holocausto Berlin

Potsdammer Platz

Al lado está la Potsdammer Platz, que reconocerás, sin pérdida, por sus “rascacielos”. ¿Sabías que Berlín tiene suelo freático, pantanoso, y por eso no se pueden edificar construcciones demasiado altas? Estos son los edificios más alto que verás en toda la ciudad. Todo en Berlín tiene historia, y en esta plaza en concreto se emplazó el primer semáforo de toda Europa- creo que los ingleses no están de acuerdo y tienen siempre algo que decir al respecto-.

Recomiendo entrar al espacio llamado Sony Center y posar bajo su impresionante cúpula; y sobre todo, pasearte por la parte más moderna de la ciudad, mientras contemplas las creaciones de la flor y nata de la arquitectura contemporánea. Y de ahí, un paseíto hasta la Topografía del Terror.

Topographie des Terror

Donde, en la época Nazi, se ubicaba la comisaría de la temida Gestapo, hoy en día te encontrarás con un recinto que alberga una exposición sobre el horror de esa época. Como monumento no es que sea muy bonito, pero la historia que cuenta el lugar te pone los pelos de punta. A un lateral del recinto, verás un muro gris bastante dañado, este es el único tramo de muro original que queda en pie en la zona centro de la ciudad.

Checkpoint Charlie

Uno de los clásicos que ver en Berlín y siempre rodeado de turistas. A muchos visitantes les sorprende encontrarse una caseta blanca con banderas estadounidenses y soviéticas, con dos policías de la guerra fría montando guardia en mitad de la calle, mientras el tráfico se arremolina alrededor. El Checkpoint Charlie es el famoso puesto fronterizo que dividía Berlín en dos partes, durante la guerra fría: comunista y capitalista, soviética y aliada.

Checkpoint Charlie

Checkpoint Charlie – Los «soldados» están de atrezo (te puedes hacer fotos con ellos a cambio de un donativo)

Si a estas alturas ya te entró un poco de hambre, es una zona estupenda para picar algo. Hay una zona habilitada con muchos puestos de Salchichas (Wurst), Curry Wurst -especialidad berlinesa- ensaladas, cafés, sandwich, etc… Pero si tú lo que quieres es sentarte tranquilo a comer un buen codillo o un Schnitzel, y degustar tranquilamente la gastronomía alemana, entonces espera hasta la siguiente parada, no te vas a arrepentir.

Gendarmenmarkt

Esta plaza es una de las más bellas de la ciudad sin duda, junto a la Bebelplatz que está a un paso.. Esta zona es de las pocas que pudieron rescatarse, con su arquitectura original, tras los bombardeos de la II Guerra Mundial. Siempre me gustaron esas dos iglesias protestantes, enfrentadas una a cada lado de la plaza, a las que llaman gemelas por su enorme similitud.

La escultura que está en medio de la plaza corresponde a Schiller, figura clave del romanticismo alemán junto a Goethe. Te propongo dos juegos: buscar las 3 grandes diferencias entre las dos iglesias y encontrar al “muso” que inspira el genio de Schiller. Cuéntame qué encontraste!

Y si llegaste hasta aquí para sentarte a comer en un restaurante típico alemán, te recomiendo sin duda el mítico Augustiner, a un costado de la plaza, reconocible por sus toldos azules.

Bebelplatz

Esta magnífica plaza, es para mí, de las más interesantes del periodo clásico, aunque también es de las más nombradas por un suceso histórico mucho más moderno: la quema de los libros por los Nazis en el año 1933. En el suelo de la plaza, en un lateral, hay un recuadro/cristal – si visitas la ciudad en invierno es posible que se cubra de nieve-, un memorial que recuerda este fatal acontecimiento.

También se encuentra en esta plaza: una de las tres óperas de Berlín: la Staatsoper, el único templo católico de toda la ciudad:St. Hedwig. Y para finalizar la prestigiosa Universidad Humbold, de la que salieron personalidades de la categoría de Albert Einstein.

Isla de los Museos

Alberga los cinco museos más clásicos que ver en Berlín, los más conocidos y visitados son: Pérgamo con las impresionantes puertas de Babilonia, el altar de Pergamon y la fachada del mercado de Mileto, y el Neues Museum, donde encontramos el busto de Nefertiti. Impresionante, especialmente el de Pérgamo, pero cuidado con las colas si vais en temporada alta. Reservad con antelación, si podéis. Y, si queréis verlos todos, tenéis la Berlin Welcome Card, que os da acceso gratuito y transporte público por 72 horas.

En esta especie de Isla también está la Berliner Dom, la catedral de la ciudad, con sus inconfundibles cúpulas de cobre oxidadas en verde.

Museo Pergamo

Museo de Pérgamo

Alexander Platz

Esta torre de TV que sobresale siempre en el plano paisaje berlinés, es el símbolo de la ciudad.. Desde su construcción -como sofisticado centro del Berlín comunista- hasta hoy día el llamado “Alex” es considerado por muchos como el verdadero centro de la ciudad.

Puedes acceder a un mirador en la Torre, a 365 mt de altura, para tener las mejores vistas sobre la ciudad. En temporada alta te puedes encontrar con colas, así que te recomendamos que reserves la entradas con antelación (puedes hacerlo desde aquí).

East Side Gallery

Hoy en día, este tramo de muro que es el más largo de todos los que quedan en Berlín, es una galería de arte al aire libre que separa los barrios de Kreuzberg y Friedrichshain. El río Spree pasando justamente a su lado ofrece unas vistas estupendas desde el Puente Oberbaumbrücke.

Artículos más recientes

Donde dormir Berlin
Mejores zonas para alojarse en Berlín

En una ciudad tan grande como Berlín, elegir bien la ubicación donde nos vamos a alojar supone ahorrar dinero y tiempo en desplazamientos. Aquí os damos algunas ideas de las mejores zonas para dormir en Berlín.

Berlin en un día
Berlín en un día

Visitar una ciudad tan grande como Berlín en un solo día es una tarea complicada. No obstante, cuando el tiempo apremia, mejor ir sobre seguro. Aquí te dejamos una sugerencia de ruta que podrá ayudarte en tu objetivo.